Imagen de pitano

De la asequibilidad a la sostenibilidad: ¿cómo quieren los partidos políticos mantener la movilidad de nuestro país en los próximos años?

Es una llamada urgente que suena como una alarma en los oídos de todos los involucrados en la movilidad en los Países Bajos. La pregunta es: ¿se puede escuchar el mismo sonido entre los partidos políticos? "Si no pasa nada, los Países Bajos se paralizarán literal y económicamente". Así lo afirma Marga de Jager, presidenta de Mobility Alliance, una asociación de 25 organizaciones del sector del transporte, entre ellas la ANWB, la Unión de Ciclistas de Schiphol y la NS. La alianza aboga por que el nuevo gabinete invierta anualmente entre 2 y 3 millones de euros adicionales en infraestructuras de transporte.

partidos politicos

Ahora que los partidos políticos han refinado aún más sus posiciones sobre la movilidad en sus programas electorales, es más que nunca el momento de reconocer esta urgencia y tomar medidas. O como dice De Jager: "En cualquier caso, asegúrese de que lo planeado también se implemente en los próximos años". Los planes de movilidad de los partidos políticos holandeses muestran un marcado contraste en visiones y enfoques. En un país donde la movilidad desempeña un papel fundamental en la vida cotidiana, cada uno de los partidos principales ofrece un giro único sobre cómo quieren reformar este sector vital.

Pero hay más. De Jager señala que sin inversiones adecuadas en movilidad, el proceso de sostenibilidad también está en riesgo. Esto no sólo tiene implicaciones ecológicas, sino que también amenaza la vitalidad económica del país. Además, acecha una bomba de tiempo social. Si los costos de los servicios de movilidad continúan aumentando sin la intervención del gobierno, estos servicios serán inasequibles para un gran grupo de personas. Es hora de que nuestra redacción, en vísperas de las elecciones a la Cámara de Representantes, haga un análisis y una visión resumida de los distintos programas del partido.

(El texto continúa debajo de la foto)
Marga de Jager - Directora General ANWB

De VVD se centra en la asequibilidad y la eficiencia, respaldadas por innovaciones tecnológicas. Por ello, el partido es popular entre los grupos medios y los empresarios. Pero la posición del VVD de reducir los impuestos especiales sobre los automóviles está en desacuerdo con su objetivo de una rápida transición a la conducción eléctrica, lo que plantea dudas sobre la coherencia de sus planes. El VVD se esfuerza por ver el transporte público y el coche como opciones iguales, pero sus propuestas todavía parecen favorecer al coche.

De PvdAIzquierda verde cambia el enfoque hacia la inclusión social, con énfasis en hacer que el transporte público sea asequible y accesible para todos. Este enfoque social suena bien, pero los críticos señalan que hay pocos detalles sobre cómo el partido planea financiar estos planes. La alianza política adopta una postura explícitamente respetuosa con el medio ambiente. Su objetivo es reducir las emisiones de CO2 mediante inversiones sustanciales en infraestructura para bicicletas y hacer que el transporte público sea más ecológico. Esta agenda verde está ganando apoyo entre un grupo demográfico más joven, pero también encuentra resistencia por parte de quienes temen mayores impuestos y costos.

Lea también  Dries van Agt, una vida dedicada a la política, la pasión y los principios

D66 Intenta encontrar un punto medio entre el crecimiento económico y la sostenibilidad. Se centran en el hidrógeno como potencial combustible del futuro y al mismo tiempo quieren modernizar la red de transporte público existente. En teoría, esta posición equilibrada puede atraer a un electorado amplio, pero conlleva el riesgo de no centrarse lo suficiente en un área específica.

partidos más pequeños

Si bien los partidos principales tienen sus propias opiniones firmes sobre la movilidad, no se deben pasar por alto las posiciones de los partidos más pequeños y emergentes, ya que a menudo ofrecen enfoques nuevos e innovadores.

(El texto continúa debajo de la foto)
Retrato de Lilian Marijnissen, de Robin de Puy.

De SP enfatiza un enfoque de la movilidad más orientado a la comunidad. Su atención se centra en mejorar los servicios de transporte locales y regionales, lo que permitirá al partido construir una base de apoyo sólida en comunidades más pequeñas. Sin embargo, la falta de atención a las conexiones nacionales e internacionales puede ser un factor limitante en su visión de movilidad.

la CDA se esfuerza por mejorar la accesibilidad en las regiones menos densamente pobladas mediante importantes inversiones en importantes líneas ferroviarias como la línea de Baja Sajonia y la línea Lely. Además, el partido aboga por el apoyo financiero a proyectos regionales de transporte público, como Maaslijn y la conexión Zwolle-Munster. En una medida inusual, el partido se opone a la tarificación de las carreteras en zonas escasamente pobladas, optando por una viñeta electrónica para obtener contribuciones de los conductores extranjeros para el mantenimiento de las carreteras.

Foro para la Democracia (FVD), por ejemplo, toma una decisión audaz al abogar por la abolición de muchas regulaciones ambientales existentes en torno a la movilidad. El partido considera estas regulaciones como un obstáculo al crecimiento económico. Esta posición puede resonar en un grupo de votantes que se sienten frustrados por lo que consideran un exceso de regulación, pero también plantea interrogantes sobre la sostenibilidad y los efectos a largo plazo sobre el medio ambiente.

De Fiesta para los animales pone gran énfasis en la sostenibilidad y quiere reducir significativamente el uso de combustibles fósiles. Abogan por inversiones en formas de transporte alternativas y más sostenibles, como la bicicleta y el transporte público. Si bien esta visión puede atraer a los votantes conscientes del medio ambiente, corre el riesgo de desanimar a otros que temen un cambio demasiado drástico en su vida diaria.

Para evitar estos escenarios apocalípticos, la Alianza para la Movilidad ha presentado una serie de propuestas concretas. Además de la ampliación de la línea Norte-Sur y la ampliación de la A4, se exige el mantenimiento de los transbordadores que desempeñan un papel fundamental en el transporte de personas por agua. Todo esto, afirma De Jager, requiere no sólo planes, sino sobre todo decisión por parte del nuevo gabinete.

De Unión cristiana ve la movilidad como una forma de promover la cohesión social, conectando tanto a las comunidades locales como a todo el país. Se centran en un transporte público fiable y una buena infraestructura vial como medio para lograrlo. Aunque este enfoque es menos controvertido, carece de una visión clara sobre las cuestiones medioambientales.

Piensa quiere hacer que el transporte público sea más accesible para los menos afortunados y aboga por precios más justos. El partido también quiere que se preste más atención a las necesidades de transporte de las minorías y los recién llegados. Este enfoque inclusivo puede resultar atractivo para un nicho determinado, pero la implementación y la viabilidad financiera siguen siendo cuestiones problemáticas.

Lea también  Dries van Agt, una vida dedicada a la política, la pasión y los principios
(El texto continúa debajo de la foto)
Foto de : SGP - Chris Stoffer

En conjunto, estos partidos demuestran una amplia gama de enfoques, desde la desregulación y el crecimiento económico hasta la inclusión social y la sostenibilidad ambiental. Así como los partidos más grandes atraen a sus propios grupos de votantes específicos, también lo hacen estos partidos más pequeños, y no se puede ignorar su influencia en el debate nacional sobre la movilidad. 

De PEC, a menudo visto como conservador y tradicional, tiene un enfoque sorprendentemente pragmático hacia la movilidad. Están a favor de una infraestructura vial bien mantenida, pero también quieren invertir en nuevas tecnologías para mejorar el flujo del tráfico. De esta manera el partido intenta encontrar un equilibrio entre modernidad y tradición.

A medida que se acercan las elecciones, se vuelve cada vez más importante sopesar estos diversos puntos de vista y considerar cuáles son más coherentes y aplicables a nivel nacional. Si bien la atención se centra a menudo en los partidos más grandes y más conocidos, los partidos más pequeños también contribuyen a la versatilidad del debate en torno a la movilidad. Algunos ejemplos son SGP, 50Plus y BIJ1.

(El texto continúa debajo de la foto)
Foto de : JA 21 - Joost Eerdmans - Annabel Nanninga

JA21, un actor relativamente nuevo, tiene ideas económicas liberales que fomentan el emprendimiento privado en el sector de la movilidad. Quieren abrir más el mercado y reducir las barreras burocráticas, lo que creen que conduciría a una mayor innovación y eficiencia.

50Plus Hace hincapié en mejorar la movilidad de las personas mayores. Esto incluye no sólo el transporte público, sino también servicios e instalaciones especiales para personas mayores, como autobuses locales y taxis para personas mayores. En una sociedad que envejece, centrarse en las personas mayores puede ser una consideración importante.

A LA 1 se centra en crear una sociedad más inclusiva y esto se refleja en sus puntos de vista sobre la movilidad. El partido se esfuerza por lograr un transporte asequible y accesible para todos, con especial atención a los grupos vulnerables. Con esto, BIJ1 quiere reducir la brecha de movilidad que a menudo es visible en sociedades diversas y desiguales.

En resumen, los partidos más pequeños resaltan facetas del debate sobre la movilidad que a veces los partidos más grandes pasan por alto. Sacan a relucir temas como la inclusión, el envejecimiento y la eficiencia, añadiendo otra capa de complejidad a la discusión. En el período previo a las elecciones, sería imprudente ignorar a estos partidos y sus enfoques únicos.

Artículos relacionados:
ENVÍO
Versión para imprimir, PDF y correo electrónico