Imagen de pitano

Hay muchos proyectos importantes de infraestructura en trámite.

En Flandes existe un creciente descontento por el largo proceso de reparación de las calles, que provoca calles cerradas, inaccesibilidad para los empresarios y grandes molestias para los residentes. A pesar de la necesidad de mantenimiento y mejora de la infraestructura, estos proyectos suelen causar perturbaciones a largo plazo. Los desvíos bien planificados y las medidas temporales de tráfico pueden ayudar a gestionar el flujo de tráfico y reducir la congestión.

Un ejemplo es el trabajo en Wondelgem, que exige lo máximo de los residentes. La calle Evergemsesteenweg está completamente cerrada, desde Haagbeuklaan hasta el cruce de Morekstraat, Sint-Markoenstraat y Vierweegsestraat. Ni siquiera el tráfico de bicicletas es posible en ambas direcciones. Un poco más lejos, la seguridad vial en Botestraat es desde hace mucho tiempo un tema de discusión en Wondelgem. Después de más de dos años, se completaron las obras de la carretera en Botestraat, el eje central que pasa por Wondelgem.

Un ejemplo de ello es la reconstrucción de la N70 en Beveren. Este proyecto ha resultado en importantes desvíos de tráfico y un impacto significativo en las empresas locales. Los propietarios de negocios a lo largo de la ruta han experimentado una disminución en el número de clientes, lo que afecta la viabilidad de sus negocios. Otro ejemplo es la remodelación de Leien en Amberes, un proyecto que comenzó en 2016 e incluyó varias fases. Aunque este proyecto era necesario para la modernización de la ciudad, causó años de caos de tráfico e inconvenientes para los residentes y dueños de negocios.
 

Otro proyecto reciente es la reconstrucción de Bredabaan en Merksem. Este proyecto de largo plazo, iniciado en 2021, ha afectado gravemente la calidad de vida en la zona de residentes y empresarios. Las tiendas de Bredabaan registraron una disminución significativa en el número de clientes, lo que afectó directamente a sus ingresos. La reconstrucción de Burggravenlaan se inició en Gante. Este proyecto, destinado a mejorar la seguridad de los ciclistas, ha provocado importantes perturbaciones en el tráfico. El gobierno reconoce estos problemas y enfatiza la importancia de estos proyectos para la infraestructura general y la movilidad futura. También señala la complejidad de estos proyectos, que a menudo provocan retrasos imprevistos. 

Lea también  NS apunta alto con un cambio histórico en el horario
(El texto continúa debajo de la foto)

Comunicarse efectivamente con los ciudadanos e involucrarlos en estos proyectos puede ser un desafío. Una comunicación inadecuada puede provocar malentendidos y retrasos.

La larga duración de las obras en las calles de Flandes se debe a varios factores. Muchos proyectos de pavimentación no se limitan sólo a reparar la superficie de la carretera, sino que también incluyen la renovación de los servicios públicos subyacentes, como tuberías de agua, alcantarillado, redes de gas y electricidad. Esta estratificación hace que los proyectos sean complejos y requieran mucho tiempo.

retrasos

Las ciudades flamencas, especialmente en los centros históricos, suelen tener edificios densos y una infraestructura subterránea compleja. Navegar por estos espacios reducidos con equipos modernos puede resultar complicado y provocar retrasos. Los proyectos a menudo requieren múltiples permisos y deben cumplir con regulaciones estrictas. El proceso de obtención de estas aprobaciones puede ser largo y cualquier cambio en el plan del proyecto puede provocar más retrasos.

La ejecución de obras viales requiere coordinación entre varias partes, incluidos servicios municipales, empresas de servicios públicos, contratistas y, a menudo, también gobiernos provinciales y regionales. Esta coordinación puede ser compleja y, en ocasiones, provocar retrasos.

ajuste de fase

Dividir los proyectos en fases puede ayudar a reducir el impacto en el medio ambiente. Esto significa que partes de la calle siguen siendo accesibles y las molestias se extienden. Medidas especiales para garantizar la accesibilidad de empresas y hogares, como senderos temporales o rutas de acceso adaptadas, pueden reducir significativamente el impacto. El uso de técnicas y materiales de construcción innovadores puede acortar la duración de los proyectos y reducir las interrupciones. La adopción de horarios de trabajo flexibles, como trabajar de noche o los fines de semana, puede ayudar a minimizar el impacto en la vida diaria.

Lea también  Planes de infraestructura en los frenos, centrados en el mantenimiento y aparcamiento de camiones

En Flandes, las condiciones climáticas como la lluvia y las heladas pueden influir en el desarrollo del trabajo al aire libre. Estos retrasos son a menudo imprevisibles y pueden prolongar significativamente la duración de los proyectos. De cualquier manera, brindar compensación o apoyo a los propietarios de negocios locales afectados negativamente por el trabajo puede ayudar a aliviar su carga financiera. La obra no supone un riesgo empresarial y puede pesar mucho en la supervivencia de los empresarios locales.

Artículos relacionados:
Quirón
Versión para imprimir, PDF y correo electrónico